Relevos

Mañana ustedes recibimos la estafeta ayer.

[Hoy la tristeza pesa nube…]

Hoy la tristeza pesa nube
sobre nuestras cabezas.
Ocupa todo el cielo,
el horizonte circular.
Bochornostalgia.
No hace frío
y tristeamos.
Por nada en especial,
porque el Evangelio según San Philip K
nos pone con las puntas de los pies
besando el abismopocalipsis.
Tristeamos y no es nada grave,
sólo la punzada de una vida lenta,
nomás la espera.
Anhelamos que llueva
pero las nubes no se rompen sobre nuestras cabezas.
Las nubes nos dan calabazas.
Y esperamos en casa,
con los postigos de las ventanas ciegos.
Y no pasa nada.
Y seguimos
esperando
la poca
lipsis
.

(Puede que exagere…
Al final la vida
tiene su enjundia. 🙂

Dibujo costumbrista para una princesa

¡Oh, mi rey pequeñito,
pánica majestad,
ven a probar el miedo de mis labios!

De lágrimas inunda su rincón
la princesa de níquel;
decide involucrarse el Dios del Cielo:
del segundo cajón de su escritorio
saca un seis-tiros bíblico
y lanza contra el rey
cuatro rayos de plomo
y uno contra el santón -por desquiciado-.

Después lleva el cañón
a su boca de piedra
mientras piensa en la rata
que allí, en su cueva oscura,
está buscando el día.

Desde su madriguera
la rata busca el día.

Está de luto el reino,
la princesa
se quedó embarazada de un plebeyo.
Y se caen las murallas,
las azucenas rompen
los muros de palacio.

Y la luz,
esta luz
que nos blanquea los ojos
y nos come los huesos.

Esta luz como un árbol
que incendia los senderos que pisamos.

Y el olor de los muertos
y el temblor de los vivos
y del devastador sabueso de la luz la noche escapa

Un ciego da de palos al abismo.

Y escupo, escupo, escupo enloquecido
y golpeo mi cabeza
contra la madrugada,
contra el estigma del santón
y florecen sus llagas
y anida esta locura en su bragueta
y corre como galgo hacia palacio
donde el anciano rey
hace el odio a su hija.

El santón, casi lleno de amor, recita,
mientras del rey destroza la cabeza:
-¡Oh, mi rey pequeñito,
pánica majestad,
ven a probar el miedo de mis labios!

La frontera

Me gustaría explicarle a las bacterias ke me habitan
ke esto no es la jungla.
Me gustaría decirles ke vivo en la cultura,
y ke más allá de la ciudad hay una f
rontera
y ke más allá de la frontera vive la naturaleza salvaje,
pero ke no, eso no tiene nada ke ver con ellas:
ellas vivien en el lado bueno de la frontera,
donde todas las cosas tienen nombre,
donde todas las cosas están perfectamente numeradas, medidas,
en orden alfabético catalogadas.
Me gustaría decirle a la frontera ke sí existe,
pero no tengo una imaginación tan retorcida.

Varilla de la luz

Se me rompe la voz
y pierdo el aire
me pierdo yo en un aire delgadísimo
mientras antes atrás en otro tiempo
me veo con Eva atrás en otro espacio
amarillo
quemado
con dolor en el pecho y en el caos

Piedra
sin posible retorno
-el lagarto viejísimo del tiempo me lame la mirada-

Luz sin sombra
sin descanso
sin cielo
atormentada luz luz dolorosa
aguijón del miedo

Perpetuas luz y piedra
metidas con cincel entre las cejas
y con fórceps inverso entre las piernas

*

Soy un barril de pólvora de polvo de polen amantísimo

Las anillas de fierro que contienen mi tórax
mi corazón chiquito
parece que estuvieran a punto de estallar

La varilla oxidada de la luz me atraviesa del ano a la garganta

Ángel azul

I

Mi cuerpo es un barril a punto de estallar. Las anillas de fierro que me
contienen van a partir mis huesos.

Ayer hubo tormenta.

Me reconozco en los símbolos de siempre, pero me es imposible contenerme:
soy un infierno azul.

II

Ardo en deseo:
en mis ojos la estepa llamarada.

Yo soy el verdadero ángel caído:
mírame lentamente.

¿No ves que eres pecado
y que ablandas la piedra?

Escupo en tu pupila y el infierno prosigue.

¿Recuerdas ya que siempre fuiste azul?

Coping strategies

Los gobernantes secretos piensan ke el ser humano es tonto. Nuestro amado don Juan sólo kiere romper nuestra coherencia como perceptores. ¿Acaso alguien sabe para quién trabaja? El espíritu se manifiesta en forma de best seller durante la era hippie. Millones y millones de lectores no han conseguido parar el mundo. El mundo se aferra, y los gobernantes secretos de los sesentas no regían sobre los súbditos del nuevo milenio.

Ahora los gobernantes secretos se preguntan cómo mantenernos ocupados. Cómo conseguir ke todo siga siendo tal cual es. Y el espíritu, si existe, se ríe a carcajadas. Y decididamente piensa ke tiene sus propios planes.

P. D. Mis conclusiones son ke los gobernantes secretos sesenteros nunca creyeron ke lograríamos salir de tan perfecta trampa, ke nuestras psiques se reorganizarían de nuevas y maravillosas formas, hasta conseguir hacernos adultos libres ke aman.

Prognosis

En el futuro próximo, mucha, muchísima gente se dará cuenta de que todo esto no es sino un mapa, una descripción, una visión adentro de nuestra cabeza. Y ese conocimiento razonable hará que muchos exploren hasta el vértigo todo el sinfín de las posibilidades de la experiencia, ahora sabida virtual en cualquier caso. El choque de alucinaciones, tal vez provoque lo que los viejos islandeses llamaban festín de cuervos y asamblea de espadas. Después, es posible que decidamos dejarnos de pendejadas y dediquemos nuestras energías a labores más gratificantes para el cuerpo y el espíritu (pensados como la misma cosa).

Metáfora dimensional (Lastre 2D) [Donde dije dos digo cuatro]

Islas /                                                  / somos un solo cuerpo
Islas / desesperamos /                / Pero en el fondo / somos un solo cuerpo
Islas / desesperamos / de estar lejos / Pero en el fondo / somos un solo cuerpo
Islas / desesperamos / de estar lejos / Pero en el fondo / somos un solo cuerpo

[En lluvia de gaviotas…]

En lluvia de gaviotas crezco
me mezo
me meneo
entre las golondrinas y los cálices

lluvia menuda
de margaritas
el centro de la piel se me derrite

me fundo con ustedes
enamoro
en primavera flota de azucenas

me derramo en sol
cielo
me bebo
agua en mí baila viva

y mi piel de luciérnagas destroza
lento en cámara lenta
todas las comisuras de la boca

(…)

y los pequeños pétalos
que nacen de mi frente
el fuego helecho
el humus
un lecho de gardenias
me da la vuelta
suelta
la luz
las mariposas

yo
el aprendiz de vela.