[Hoy la tristeza pesa nube…]

Hoy la tristeza pesa nube
sobre nuestras cabezas.
Ocupa todo el cielo,
el horizonte circular.
Bochornostalgia.
No hace frío
y tristeamos.
Por nada en especial,
porque el Evangelio según San Philip K
nos pone con las puntas de los pies
besando el abismopocalipsis.
Tristeamos y no es nada grave,
sólo la punzada de una vida lenta,
nomás la espera.
Anhelamos que llueva
pero las nubes no se rompen sobre nuestras cabezas.
Las nubes nos dan calabazas.
Y esperamos en casa,
con los postigos de las ventanas ciegos.
Y no pasa nada.
Y seguimos
esperando
la poca
lipsis
.

(Puede que exagere…
Al final la vida
tiene su enjundia. 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *