Archive for the ‘apocalipsis’ Category

[Hoy la tristeza pesa nube…]

November 8, 2010

Hoy la tristeza pesa nube
sobre nuestras cabezas.
Ocupa todo el cielo,
el horizonte circular.
Bochornostalgia.
No hace frío
y tristeamos.
Por nada en especial,
porque el Evangelio según San Philip K
nos pone con las puntas de los pies
besando el abismopocalipsis.
Tristeamos y no es nada grave,
sólo la punzada de una vida lenta,
nomás la espera.
Anhelamos que llueva
pero las nubes no se rompen sobre nuestras cabezas.
Las nubes nos dan calabazas.
Y esperamos en casa,
con los postigos de las ventanas ciegos.
Y no pasa nada.
Y seguimos
esperando
la poca
lipsis
.

(Puede que exagere…
Al final la vida
tiene su enjundia. 🙂

Ángel azul

November 3, 2010

I

Mi cuerpo es un barril a punto de estallar. Las anillas de fierro que me
contienen van a partir mis huesos.

Ayer hubo tormenta.

Me reconozco en los símbolos de siempre, pero me es imposible contenerme:
soy un infierno azul.

II

Ardo en deseo:
en mis ojos la estepa llamarada.

Yo soy el verdadero ángel caído:
mírame lentamente.

¿No ves que eres pecado
y que ablandas la piedra?

Escupo en tu pupila y el infierno prosigue.

¿Recuerdas ya que siempre fuiste azul?

Coping strategies

October 27, 2010

Los gobernantes secretos piensan ke el ser humano es tonto. Nuestro amado don Juan sólo kiere romper nuestra coherencia como perceptores. ¿Acaso alguien sabe para quién trabaja? El espíritu se manifiesta en forma de best seller durante la era hippie. Millones y millones de lectores no han conseguido parar el mundo. El mundo se aferra, y los gobernantes secretos de los sesentas no regían sobre los súbditos del nuevo milenio.

Ahora los gobernantes secretos se preguntan cómo mantenernos ocupados. Cómo conseguir ke todo siga siendo tal cual es. Y el espíritu, si existe, se ríe a carcajadas. Y decididamente piensa ke tiene sus propios planes.

P. D. Mis conclusiones son ke los gobernantes secretos sesenteros nunca creyeron ke lograríamos salir de tan perfecta trampa, ke nuestras psiques se reorganizarían de nuevas y maravillosas formas, hasta conseguir hacernos adultos libres ke aman.

Prognosis

October 27, 2010

En el futuro próximo, mucha, muchísima gente se dará cuenta de que todo esto no es sino un mapa, una descripción, una visión adentro de nuestra cabeza. Y ese conocimiento razonable hará que muchos exploren hasta el vértigo todo el sinfín de las posibilidades de la experiencia, ahora sabida virtual en cualquier caso. El choque de alucinaciones, tal vez provoque lo que los viejos islandeses llamaban festín de cuervos y asamblea de espadas. Después, es posible que decidamos dejarnos de pendejadas y dediquemos nuestras energías a labores más gratificantes para el cuerpo y el espíritu (pensados como la misma cosa).

Amorgeddón

May 29, 2010
Tienes una mirada ke devasta,
y otras.
Nos dijeron, amor,
ke así y asado,
nos dijeron cómo y cuándo.
Pero yo me perdí en tus ojos,
y la semilla del sismo echó raíces
en este misterioso centro de percepción ke soy.
Tienes la vastedad del océano, mujer,
y como el mar eres la vida incontenible.
Adkiriste una forma cuando eras niña,
pero sabías ke no,
sabías ke eras todas y cada una de ellas.
Ataca, loba,
el regalo más filoso ke Dios te dio
fueron las garras.
Hunde tu fauce en la pulsante, cálida carnesangre ke alimenta.
Yo soy Lobo López
y para ke me dentellees sin ke se note
tengo para ti siempre una o dos heridas abiertas.
Culparé a los humanos de mi carnicería; ¿kién podría dudarlo?
Su mala fama esteriliza la tierra más y por más tiempo ke el gargajo de Atila;
son un castigo a Gea.
Hoy llega de visita un regimiento de jinetes del norte.
No distinguen entre el grano y la piedra.
Bajan, comen, siguen su camino.
En nosotros apaciwan su sed.
Éste es un poema apocalíptico de amor.
Los zancudos del frío revolotean en torno a mi cabeza,
pero mi amor contigo no se cansa,
apenas parpadea cuando lo envuelve la ventisca.
Me dan escalofríos de pensar ke sólo hay una historia de amor y se llama energía.
Si al fin fuera verdad lo de vida tras otra,
encarnación tras encarnación tú y yo interrumpiríamos y retomaríamos nuestro encuentro,
pero ahora soy capaz de vivir sabiendo ke el baile ke somos nunca será de nuevo,
tal vez sólo porke sé ke el baile ke somos seguirá mientras haya movimiento,
luz,
calor,
amor
y esta hambre y esta sed más acuciantes ke la muerte.